Jueves 12 de Julio de 2012
Home Artículos Entrevistas Alejandro Otaola

Alejandro Otaola PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Guitarra Pro   
Miércoles 29 de Junio de 2011 19:55

Guitarrista Alejandro Otaola

El aclamado guitarrista Alejandro Otaola, bien conocido por su desempeño solista, así como en conjunto con bandas como La Barranca, Santa Sabina y San Pascualito Rey estuvo presente en la Feria Internacional de la Música en Guadalajara para ofrecer un concierto en el Old Jacks studio al lado de San Pascualito Rey y para goce de todos los guitarristas también estuvo en el stand de Mr. CD ofreciendo clínicas en las que promociona los Loop Station de Roland, en medio de las demostraciones hizo referencia a la competencia Loop Station World Championship, en donde se llevaran a cabo eliminatorias en varios países para obtener al representante de cada uno de estos para que compita en la gran final que se llevará a cabo en Frankfurt Alemania.

Guitarra Pro estuvo presente en una de las demostraciones de A.O. donde improvisó grabando capa tras capa en la pedalera Roland, ciertamente quedó claro que es un músico dotado de gran musicalidad y de un gran sentido estético.

Al final tuvimos oportunidad de entrevistarlo y enterarnos de lo que hay detrás de tantos éxitos logrados que ha ido cultivando a lo largo del camino, algunos de los problemas que se le han presentado en los inicios de su carrera, cuales son los músicos que más lo han influenciado en su manera de tocar, pero sin dudar un poco, lo que más nos sorprendió es esa filosofía con la que navega por las aguas musicales y su calidez como persona.

Esta fue la entrevista que tuvimos con Alejandro Otaola:

 

GP: En qué momento, decidiste convertirte en un músico profesional?

AO: Es difícil, cada quien vive una situación diferente, uno normalmente empieza aprendiendo de los discos, la música que escuchas grabada es lo primero que te atrapa, buscas una guitarra y buscas como hacerla sonar de manera en que la estás oyendo y que te gusta cómo suena, por ejemplo: Led Zeppelín, Pink Floyd como que lo primero que uno suele escuchar que te atrapa, luego sigue el proceso de buscar otras personas con quien formar una banda o tocar esas rolas de Pink Floyd o los Beatles o a lo mejor ya algunos músicos traen sus ideas y demás, entonces sigue hacer canciones originales, tocarlas con más músicos y eso, y luego es como una cuestión que tiene que ver con muchos aspectos, que una banda empiece a subirse como a algo más profesional y que se avienten así al ruedo y hacerlo bien, hay veces que implica el compromiso de varias personas, yo he conocido amigos que tienen bandas que están dándole tres años y de repente el tecladista se casó y entonces se sale de la banda y el baterista como el tecladista era su mejor amigo y ya no está con él ya dice “ bueno pues entonces yo también ya me dedico a vender cervezas” y se sale de la banda y la banda se deshace. El músico tiene que darse cuenta de que hay una parte que tiene que ver con la sinergia que se crea con otras personas, pero hay otra parte en la que más allá de ver la música como un negocio o una carrera o algo así, la música es como un lenguaje y un medio de expresión, entonces, obviamente es chido subirte a un escenario, dar una clínica, firmar autógrafos, todo eso, pero por ejemplo, hay veces que me subo al escenario y siento que no me salió bien lo que quería hacer, no necesariamente me equivoque, pero como que no estuve ahí, y hay veces que a lo mejor tocando en el cuarto de repente descubres cosas o tu imaginación se echa a volar por caminos por donde no habías pasado y logras algo que literalmente te hace sentir que eres otra persona, como si hubieras cambiado de piel, por así decirlo, entonces expresarte a través de la música es algo que primero tienes que verlo como un proceso personal y tomártelo con el compromiso de que estás haciéndolo porque estás buscando sacar algo de ti, ya que eso después se vuelva un modo de vida, una carrera, una manera de ligarse chavas, pues ya cada quien decide como lo quiere enfocar pero yo siento que antes que nada la música tiene que ser algo que sientas que está moviendo tu cuerpo, está capturando o retratando un sentimiento o está echando a volar tu imaginación de alguna manera.


GP: Entonces el grado de compromiso de un músico se puede dar por ciertas circunstancias o algo así?

AO: Si, por ejemplo hay músicos que luego dicen, “quiero ser músico” y entran a tocar en una banda de covers, entonces hay gente que se lleva años tocando covers o un hueseros o los que llevan mucho con algún artista importante y no ven la música como un método de expresión sino lo que básicamente piensan es “me agarro una lana tocando esto por las noches y chido”. Hay otros músicos que lo que buscan es expresar algo o hacer canciones, y para que algo pase con una banda y que despegue y necesite proyectar lo que hace, es algo que está relacionado con muchos factores externos como te decía que si la banda no está bien internamente y no dura más de tres años por los compromisos personales de cada quien…, a mí me ha tocado que bandas de amigos que yo escuché alguna vez y decía “ estas son de las rolas más chidas que he escuchado en mi vida” y que de repente se esfuman porque la banda desapareció por algún motivo y pareciera que esa banda no existió porque no grabaron un disco o un demo, pero ahí estuvieron, es como una banda de culto, como catalogas a una banda de culto? Mi sensación es: Si alguien los escuchó aunque fuera su vecino y eso motivó a esa persona a decir “órale, yo quiero tocar música” eso ya te vuelve una banda de culto, puede ser una persona, tu vecino o pueden ser cien que te vieron en una fiesta, o pueden ser mil que oyeron tu primer disco y que nunca volviste a sacar nada más, pero si tú de alguna manera motivaste a una persona a que agarre un instrumento y se ponga a hacer música… es como pasar la bolita, yo en algún momento oí música y me hizo olvidarme de todo y decir, “quiero clavarme en cómo se hace esto”, pues alguien me pasó la bolita a mí y yo siento que lo que a mí me toca es hacerlo bien para que alguien después diga, “ órale! A ver yo quiero hacer como hace este wey” y agarre un instrumento y se ponga a viajar, entonces siento que ese es el compromiso más importante, sentir que con tu instrumento pasas la bolita a alguien más… que se la va a pasar a alguien más, que a la ves este se la va a pasar a alguien más, etc. Porque lo que es cierto es que la música va a estar aquí más allá de lo que duramos nosotros como seres humanos (risas) no la raza humana sino como personas.


GP: Que obstáculos has tenido que librar en el proceso donde te has vuelto un músico profesional?

AO: (en broma) Pues mi adicción a las drogas, las deudas con hacienda, mantener a mis diez hijos (risas).

Son muchísimos problemas, ser músico en México es una carrera de obstáculos, desde encontrar un lugar de ensayos, antes de entrar en Santa Sabina estuve en un proyecto donde estuvimos un año buscando un cantante, y nunca lo encontramos… por eso de repente dices “ ah caray” , hice una audición para entra a Santa Sabina, entré y se transformó un poco mi vida profesional, pero ya que tienes una banda, los problemas son los espacios para tocar, ahorita las redes sociales, el internet y eso permiten acercarte a la banda de otra manera pero antes en México hace unos años había solo dos estaciones de rock, entonces el rock como tal no es una música popular en México, en el sentido de que lo popular aquí es lo grupero, lo tropical, eso es el fuerte y es lo que la gente disfruta y le gusta, y el rock es como para esas personas clavadas en ese tipo de música que implica esa energía y ese abandono y todo eso, entonces buscar espacios para difundirlo, ya que grabas un disco… problemas para distribuirlo, ahora problemas para que no te lo pirateen.


A veces me preguntan “oye, y vives bien de la música”? Entonces
la mayoría de la gente cree que ser músico se mide por cuanto dinero ganas, ya sea haciendo música para cine, películas, tele, dando clases, tocando, o cualquier tipo de actividad que te genere un ingreso, pero para mí vivir de la música es aquel momento en el que estoy en el escenario es aquello que está fuera del guion y pienso “ que pasa si agarro y toco esto y piso el wah, y le pongo un hammer al armónico, que pasaría” y lo hago y de repente alguien en el publico grita feliz… Ese momento, ese, es el que me mantiene, este es el momento que te carga de pila y energía para seguir en la carrera de obstáculos que es ser músico en México, entonces el momento en el que literalmente tocas los sentidos de otra persona es el momento en el que te das cuenta que lograste algún tipo de comunicación directa y a esa persona nunca se le va a olvidar ese día que fue y llegan y dicen “ oye, tal día tocaste increíble”, esos son los momentos que te mantienen como músico, o a mí personalmente, la música es muy difícil convertirla en dinero o en billete, pero se me hace muy fácil que se convierta en pila o energía para mi persona.


GP: Tomando en cuenta tu notable estilo experimental, que músicos te han influenciado para llegar a ese estilo?

AO: Los primeros guitarristas que me sorprendieron fueron obviamente Jimmy Page, David Gilmour y Jeff Beck, y eso te lleva a comenzar a oír guitarristas y otras cosas, y los guitarristas que más he disfrutado toda mi vida son Robert Fripp y Frank Zappa, pero luego los guitarristas tienen una relación un poco vampírica con su instrumento y solo se clavan en un guitarrista y muchos están contaminados con la idea de que el guitarrista que toca más rápido una Glossary Link escala es mejor, la música es expresividad, no una carrera de 100 metros. Entonces en algún momento empecé a escuchar otros instrumentistas dije “ por qué voy a estar toda la vida clavado oyendo guitarras”, y empecé a escuchar otras cosas, entonces de los músicos que más disfruto escuchar son Miles Davis y los discos de solo de Keith Jarrett y entonces sí entra el proceso de oír a esas personas y decir: “ como haría yo eso con una guitarra” eso es lo que echa a volar mi imaginación, el escuchar a un pianista tocar y pensar en cómo yo haría eso con una guitarra ya desata otro tipo de creatividad.

GP: Algún consejo… sea técnico o sea de vida para nuestros lectores de Guitarra Pro.

AO: Cuando empecé a tocar, lo primero que hacía para aprender fueron las pisadas, empecé a tocar canciones de los Beatles con un “Guitarra Fósil” y cuando te cuesta sacar canciones de oído sin la tablatura y estas tratando de ver como se le hace, y de repente le atinas a una nota sientes como una electricidad y piensas emocionado “ así es, este es el Glossary Link acorde”, luego con los años empiezas a estudiar, a ver escalas, acordes, séptimas, cuartales, trecenas, bla bla bla, empiezo a aprender muchas cosas y luego ya como que te hacen saber que si pasas los dedos por algún lugar específico no hay falla, entonces esto te va distanciando del momento en donde no sabías tocar y te lo tomabas literalmente como si fuera un juego y no me refiero a que no tuviera importancia sino que literalmente no le dabas la seriedad de “ es que tengo que tocar la nota que va a cambiar la vida de los seres humanos” no no no, es un juego literalmente, entonces… en mi caso, ponerle efectos a la lira y procesar y usar sintes y esas cosas, precisamente lo que logro es que a lo mejor toco la sexta cuerda y ya, pero tiene tales efectos que genera una masa que a veces ni yo sé que va a pasar, y eso lo hago buscando regresar al momento en el que yo no sabía tocar y que cada nota podría contener una magia de que aquellos inicios donde le atinaba a la nota correcta en el momento indicado, entonces mi consejo sería: “Literalmente, siempre hay que estar tratando de regresar al punto donde no sabías tocar la guitarra para que cada nota que toques la sientas y la disfrutes como si fuera la primera vez” .


GP: Para finalizar, que es lo que esperarías como músico y guitarrista, de otro guitarrista que se encuentre en el mismo escenario o en el mismo ensamble

AO: En mi caso espero que haya conciencia que hay otro guitarrista, no es de que espere algo sino que en función de lo que está haciendo el otro cuate pues ya decido si me paso a la parte grave o aguda de la guitarra, si él está tocando arriba, pues yo me paso abajo, si él está haciendo un arpegio pues yo dejo una nota pegada. Lo que busco es que si somos dos guitarristas, tenemos que complementarnos y no estar tocando exactamente lo mismo porque entonces nos vamos a estorbar y luego no va a haber claridad de lo que está haciendo él y lo que estoy haciendo yo, es como si fuera una sección de cuerdas, si hay otro guitarrista ahí lo que hay que buscar es como hacer que parezca que hay una guitarra de 12 cuerdas no dos guitarras de 6.



http://www.alexotaola.com/

http://www.casa-veerkamp.com/archivos/campeonato_loopstation_2011.pdf

http://www.myspace.com/fractales

http://www.sanpascualitorey.com/

También visita:


http://www.rolandlatinamerica.com/

Última actualización el Miércoles 29 de Junio de 2011 20:54